//
you're reading...
SEGURIDAD NACIONAL

Seguridad Nacional

Por: Alejandra Paredes

Seguridad Nacional en México
La seguridad nacional es un tema tan amplio que ha provocado conflictos entre naciones por varios años y que continúan hasta nuestros días. La pregunta que queda sin resolverse es ¿hasta dónde un país puede llegar en el nombre de la “seguridad nacional”?.
En los últimos años se ha popularizado el tema de Derechos Humanos frente a la Seguridad Nacional. En México, al menos en teoría, la seguridad nacional tiene como límite la legalidad y el respeto hacia los Derechos Humanos. Sin embargo el concepto de “Seguridad Nacional” es aún muy ambiguo.
¿Qué abarca este concepto? Si tomamos la definición de La Ley de Seguridad Nacional (LSN) vemos que se define como “las acciones destinadas de manera inmediata y directa a mantener la integridad, estabilidad y permanencia del Estado Mexicano ” Aquí encontramos tres objetivos principales. Surge entonces la pregunta, ¿ante qué o quiénes hay que mantener estos objetivos?
De acuerdo con el Centro de Investigación y Seguridad Nacional (CISEN ) encontramos cinco puntos:
• Proteger al país frente a riesgos y amenazas.
• Preservar la soberanía, independencia, territorio y la unidad de la federación.
• Mantener el orden constitucional y fortalecer las instituciones democráticas de gobierno.
• Defender al país frente a otros Estados o sujetos de derecho internacional.
• Preservar el régimen democrático fundado en el desarrollo social, económico y político.
Si nos concentramos en el primer punto, podemos hacer una distinción en dos categorías de peligros que atañen a la Seguridad Nacional:
El primer nivel o categoría de peligro podemos llamarlo Riesgos. Estos hacen referencia a condiciones internas o externas que no tienen un carácter permanente. Pueden ser generados por situaciones políticas, económicas, sociales o agentes no estatales, así como por desastres naturales, de origen humano o epidemias, que sin tener carácter de amenazas pudieran poner en entredicho el desarrollo nacional.
El segundo nivel o categoría de peligro se define como Amenazas. En este grupo se encuentran “los fenómenos intencionales generados por el poder de otro Estado, o por agentes no estatales, cuya voluntad hostil y deliberada pone en peligro los intereses permanentes tutelados por la Seguridad Nacional, en parte o en todo el país, y cuestionan la existencia del mismo Estado.”
A diferencia de los riesgos la LSN, especifica las actividades que caen en esta categoría:
• Espionaje, sabotaje, terrorismo (incluyendo actividades de financiamiento), rebelión, traición a la patria, genocidio, tráfico ilegal de materiales nucleares, de armas químicas, biológicas y convencionales de destrucción masiva, y actos en contra de la seguridad de la aviación y la navegación marítima.
• Actos tendientes a obstaculizar o neutralizar actividades de inteligencia o contrainteligencia.
• Destrucción o inhabilitación de la infraestructura de carácter estratégico o indispensable para la provisión de bienes o servicios públicos.
• Interferencia extranjera en los asuntos nacionales que puedan implicar una afectación al Estado Mexicano y actos que atenten en contra del personal diplomático.
• Actos que impidan a las autoridades actuar contra la delincuencia organizada, incluyendo la obstaculización de operaciones militares o navales contra la misma.
• Acciones tendientes a quebrantar la unidad de las partes integrantes de la Federación.
Vemos pues el amplio campo de lo que se considera “Seguridad Nacional” en nuestro País. Además el fenómeno de la globalización ha complicado aún más las situaciones en las que el gobierno debiera intervenir en nombre de la Seguridad Nacional. Los fenómenos de la migración, economía y demografía internacionales no pueden dejar de analizarse a la par de la protección de la Seguridad Nacional. Es por tal motivo que las acciones encausadas a salir de una crisis económica, prevención de una contingencia sanitaria, alertas contra desastres naturales y acciones contra el crimen organizado, forman todas partes de la Seguridad Nacional.
Definitivamente la prioridad que se le debiera dar a una amenaza y a un riesgo no puede ser la misma. De igual forma es imposible cubrir al País en un escudo protector de todos los peligros externos. Del mismo modo la difusión que se le da a cada amenaza o riesgo deben ser analizados conscientemente por los efectos que pueden provocar, y no maximizarse. No digo que no sean importantes todos los aspectos de la Seguridad Nacional, pero no se debe crear un estado de terror en la sociedad.
¿Debería un gobierno violentar los derechos de sus ciudadanos bajo el pretexto de salvaguardar la seguridad nacional?
¿Puede la sociedad civil soportar por mucho tiempo el asedio de las fuerzas militares y de policía además de la intromisión de los servicios de inteligencia en la vida privada con el fin de proteger el bien común?

Anuncios

Acerca de fpool

Lic. en Derecho, Especialista en docencia, Master en Innovación Educativa, Traductor e intérprete jurado.

Comentarios

10 comentarios en “Seguridad Nacional

  1. En materia de seguridad, como bien coincidimos la mayor parte de los presentes en el aula, podría mejorar si la redujéramos a dos departamentos, uno bien podría ser salvaguardando la seguridad ciudadana y la siguiente la nacional. De tal forma, se podría pensar en una base de datos más eficiente, segura y de amplio acceso a la hora de conocer el historial de cualquier persona. Se trata de hacer una policía efectiva, que la gente confíe en ella, sin tanta burocracia, jerarquía y delimitaciones.

    Es preocupante pensar, que la única instancia en la que se cree o mejor aún, se creía ya este en contacto con el narcotráfico, siendo posibles cómplices, por convicción o no, de esta red dedicada al tráfico de drogas. Sin embargo, la Secretaría de Defensa no debería estar lidiando con esta labor, le corresponde a otra u otras instancias luchar contra este tipo de problemas, contra los secuestradores, contra el trato de personas, cada día se escuchan con más frecuencia estas situaciones que ya no te dejan transitar por las calles con plena seguridad, todos somos probables víctimas, pero con esta situación que vivimos, las posibilidades de serlo cada vez son más grandes.

    Publicado por rositaabreu | febrero 3, 2011, 11:39 pm
  2. Es prioridad y obligación del Estado garantizar el derecho de preservar la vida; es por esto que en las agendas de los gobiernos el tema de la seguridad abarca un aspecto angular.
    Sin embargo, este tópico ha acaparado tanto la atención de las autoridades, que se ha venido restando importancia a los demás rubros. Es decir, que las estrategias se han enfocado en las consecuencias que ha traído la violencia; y no en las causas. Por lo que solo las medidas para preservar la seguridad en el país han sido paliativas.
    Por otro lado, si no se resuelve urgentemente el tema de la seguridad en México; lo más probable es que estemos en el camino hacia un Estado fallido, donde el Estado de derecho se vea superado por el crimen y por tanto, impere el caos.

    Publicado por juno2789 | febrero 3, 2011, 11:40 pm
  3. A partir de la alternancia del poder ejecutivo en el año 2000, se han presentado de manera más seguida y en mayor magnitud actos del crimen organizado, el cual ha aterrorizado en mayor parte del territorio mexicano. Lo primero que se aprecia todos los días en los noticieros, medios impresos y electrónicos, son el número de asesinatos, balaceras, secuestros, trafico de drogas y de personas, asaltos, narco mensajes, etc., que ya forman parte del día a día del país, donde ya no sorprender ver imágenes crueles y viscerales, donde la sensibilidad de la sociedad ya no se siente extrañada, que es algo tan casual que no le ve solución, si no como, una manera de convivir con ese pesar. También el auge del crimen organizado, ha sido sobre exaltado por la prensa para vender y captar la atención, es una lucha por las mejores imágenes y vender lo que la gente le gusta, la morbosidad de ver escenas tan violentas como si fueran sacadas de una película de terror.
    Toda esa mala fama que se ha hecho en el país y la imagen de inseguridad y corrupción que existente, no se da de la misma manera en el norte que en el sur, por lo tanto en el norte del país se vive con más inseguridad y temor. Porque ya no tienen en que confiar, pues en algunos casos la gente le tiene más miedo a la policía que representa la autoridad, pues estos últimos suelen estar infiltrados o tener nexos fuertes con sicarios o narcotraficantes.
    Donde aparecen casos en los cuales apresan a los delincuentes pero estos en poco tiempo salen de la cárcel o misteriosamente logran escapar de las cárceles, o los sicarios salen de la cárcel para cumplir las órdenes del jefe, y luego de realizar la misión regresan a la cárcel, como si fuera un lugar de paso y no de reformar a las personas, unas leyes y autoridades muy flexibles.
    Ya no es lo mismo recorrer o viajar dentro del territorio, pues a ciertas horas se vuelven muy inseguras y violentas las calles o carreteras del país, donde en los retes por militares en vez de brindar seguridad, brindan intimidación y miedo. Se escuchan noticias donde los mismos militares en los retenes disparan y han matado a civiles que no habían cometido ningún delito, mientras los verdaderos delincuentes siguen libres e inmunes moviéndose y trabajando de manera delictiva.
    El problema de los indocumentados que cruzan la frontera y que son maltratos y asesinados por autoridades tanto americanas como mexicanas. Por otro lado, está el problema de las muertas de Cd. Juárez, donde se siguen cometiendo más asesinatos, pero nadie ve ni sabe nada y estos crímenes siguen impunes, en cambio robos menores como de gente que ropa un fruta o alimentos, si las agarran y encarcelan, y son mal vistos por la autoridad ¡que inverosímil!
    Tanto a afectado esta ola de violencia que también ha influido en nuestro común hablar, pues ya son más usados palabras como: narco-casa, encajuelado, narco-mensaje, balacera, acribillado, narco-túnel, decapitado, etc., que ya se han convertido en parte de conversaciones diarias, y han perdido la connotación tan grave.
    El país se encuentra sí es circunstancias importantes de inseguridad, pero no es en todo el país, el gobierno debe controlar estos altercados que ha tenido con el crimen organizado y apoyar la economía del país, facilitando a los empresarios a invertir en México, así creando fuentes de empleo, incrementar los salarios mínimos, que se le brinden remuneraciones a las empresas que contraten personas mayores de cuarenta años y personas con alguna discapacidad, entre otras, para que disminuya la necesidad de que la gente se incorpore a las filas de la delincuencia, por lo tanto, exista realmente crecimientos y mejoras en la sociedad, porque sería en beneficios de todos, y no solo de unos cuantos.

    Publicado por anirak18 | febrero 3, 2011, 11:44 pm
  4. La seguridad nacional garantiza en un país la paz, la justicia y demás valores importantes para el desarrollo social, sin embargo, cabe preguntarse si en verdad estamos en un país cuya soberanía peligra con los constantes ataques del narcotráfico.
    Este es un tema de gran relevancia, no solo para México, sino también para el vecino más influyente de nuestra cultura: Estados Unidos de América. La relación entre estos dos países responde a un juego de conveniencias en temas de política y economía, no se trata de lazos de amistad constituidos únicamente para el Tratado de Libre Comercio de América Latina, sino también en los temas de seguridad, tal es el caso de la creación de “Iniciativa Mérida”, plan que surge de la cooperación bilateral entre estos dos países, su intención: procurar la seguridad nacional mexicana para evitar que los problemas como el narcotráfico y crimen organizado traspase las fronteras.
    La seguridad en nuestro país, no sólo afecta a sus ciudadanos sino también como nación, siendo un pretexto para evitar que la economía del país no se desarrolle como debe. Entonces llego a la pregunta: ¿Será una estrategia política? Qué tal si recurrir a acciones violentas que atacan al gobierno del país sean los motivos que traen un trasfondo político, es decir, que se expresan de tal manera que la sociedad vida reprimida y sin opción a huir de la situación que afecta sus vidas personales.
    La seguridad ya no está en manos del gobierno o de las autoridades que supuestamente deben de defender la soberanía de la nación para garantizar la propia libertad de los ciudadanos, pero si nadie puede trabajar para solidificar los derechos humanos, entonces, ¿Qué le queda a México?

    Sin embargo, después de todo…. Seguridad Nacional… ¿Cuál?

    Publicado por Majo Ricalde | febrero 7, 2011, 3:39 pm
  5. ¿Seguridad nacional o seguridad publica?, Me parece que se deben diferenciar claramente estos dos conceptos, la segunda es responsable del combate al crimen en todas sus modalidades, la primera, a combatir la perdida de elementos que aseguren la permanencia del estado mexicano y la integridad de la Nacion como tal, su permanencia mas alla de esta generación, es un concepto mas amplio y complejo. Involucra estrategias para coexistir en el ambito mundial con otros paises, la seguridad del estado y los sitemas de informacion y contrainformacion, para evitar ser manipulados y controlados por otros paises. El tema del Narcotrafico se vuelve de seguridad nacional cuando infecta las instituciones publicas y amenaza el estado de derecho, eso ocurre cuando la seguridad publica no funciona y la capacidad de contencion del crimen se ve rebasada, ahora slo falta que otro pais llegue a hacer labores de plicicia ecomo excusa de combatir el narcotrafico, donde se permitiria que ahonde en los as oscuros rincones de la politica y planeacion del estado mexicano, dejando a descubierto muchas vulnerabilidades del estado y con facilidad usado en nuestra contra para ser usado en un nuevo esquema de colonialismo moderno. Regalando recursosn naturales como el petroleo o el control de la energia y los sistemas de producion, ya de por si deteriorados, en miras de recibir productos que mejoresn la economia del conquistador. ¿Paranoia? ¿Realidad? Que opinas.

    Publicado por Mario Escalante | febrero 12, 2011, 1:49 pm
  6. Seguridad nacional o seguridad publica?
    El problema no es conceptual sino social.

    En un país como México, como una nación que abraza en la “forma” al Estado de Derecho, pero en el cual se reproduce vagamente las ideas brillantes que contienen nuestras leyes mexicanas, es cuestionable la magnitud y alcance que puede tener el debate de un problema meramente conceptual, que para efectos prácticos no nos asoma ni introduce verdaderamente a la magnitud del problema del narcotrafico.
    Como alumnos de ciencias políticas y futuros politólogos el gran conflicto se encuentra, no el estudio científico de los problemas sociales, sino en una materia que no encontramos en las aulas, me refiero a la sensibilidad humana.
    El problema de la seguridad publica y nacional (y adopto ambos conceptos fusionandolos en uno mismo sin importar en que sentido se mencionen), no es solamente un flagelo que condena a la cultura del mexicano en si misma. Y es que el mexicano antes se horrorizaba con imágenes, historias y noticias de los acontecimientos poco políticos para muchos y muy sangrientos para otros. Pero ahora el ideario del mexicano, inclusive contempla al temible gigante del narcotrafico como algo cotidiano, algo que se vuelve una modo de vida, el trafico de la mañana o inclusive la burocracia que soportamos día a día.
    El contenido en si mismo de mi respuesta va más allá del discurso que políticos, autoridades y nosotros mismos hemos adoptado como modo de oposición a la situación actual del país.
    Discursos bellos y elocuentes (algo demagogicos) han señalado, evidenciado, exponenciado las causas, consecuencias, soluciones y abominaciones del crimen organizado, pero para quien escribe, el verdadero mal se adquiere cuando se adopta como una imposición a nuestra vida diaria y deja de ser importante por esta misma cotidianidad.
    Al mencionar la sensibilidad me refiero a adoptar las historias del crimen y la violencia como propias, no satanizar a quienes consumen, venden y distribuyen la droga, sino contemplar los problemas de fondo que existen en este; “Estado fallido”. Llevar al limite nuestras ideas y contemplar mas allá de la puesta en escena de nuestro gobierno y la constante disputa de las plazas que generan la violencia en el país.
    La educación: un monopolio del estado, una economía sometida a intereses neoliberales, corrupción, un completo desinterés del mexicano a la superación personal y al éxito (proveniente del trabajo, no de un golpe de suerte), nuestras televisoras, una población analfabeta (¿por gusto?). Esos son los problemas que durante décadas han reproducido una escena que ahora nos lleva al desenlace que llamamos “LA GUERRA CONTRA EL NARCOTRAFICO”
    Mejor podríamos llamarla una guerra contra México y no contra el mexicano. Como conclusión, considero que sin importar el título o sentido conceptual con la que se acompañe la palabra seguridad, ese es el menor problema que nos toca enfrentar. colaborar desde nuestra área laboral, académica y esfera social y dar mayores aportaciones de facto y no continuar con el “Mexicanisimo” hecho de brindar discursos brillantes a problemas que merecen una solución con acciones no palabras.

    Publicado por brunnosanxz | febrero 15, 2011, 5:22 pm
  7. La seguridad nacional ha formado parte del México postrevolucionario en mayor o en menor medida, sin embargo fué tomando fuerza alrededor de los años 60 cuando como consecuencia de la guerra fría y del fortalecimiento del regimen totalitario de partido, tuvo su culminación con la matanza del 2 de octubre del 68 donde en nombre de la seguridad nacional y de la protección para evitar el comunismo se llevaron acabo esos actos atroces.

    Sin embargo en la última década el tema de la seguridad pública ha resaltado más, debido al ya conocido problema del narcotráfico. Si bien es verdad que es un problema que ha revasado la capacidad táctica de las policías, también es un hecho que este problema en México es un problema focalizado ya que existen ciudades en las que el crimen organizado no haa alcanzado los niveles de violencia otras tienen.

    A la par de estos sucesos el estado mexicano se ha visto en la necesidad de responder de formas cada vez mas drásticas empezando con el uso del ejército por un lado y por el otro aprobando leyes que rayan o rebasan las garantías individuales y derechos humanos, es por ello que es necesario preguntarse si se debe llegar a este grado de invasión de la privacidad para poder afrontar este reto, ya que si bien en apariencia estas pueden ser útiles y en ocasiones lo son, otras por el contrario, alientan a la violación de nuestros derechos, esto debido a que en pro de la “caza” de narcotraficantes se han cometido atropellos a la ciudadanía, retenes que han causado muertes de inocentes, personas que ven allanadas sus casas sin una razón creíble y el abuso de las autoridades que exceden el uso de la fuerza lesionando a las personas. Es por ello que es necesario la reflexión ya que no hemos visto el efecto deseado de estas leyes y acciones, es necesario recapacitar si las estrategias que se han tomado para la defensa de la seguridad nacional son las adecuadas, si es el uso de la fuerza es la solución o parte de la solución y ¿Qué campañas se deben utilizar para disminuir la violencia?.

    Publicado por wedgm | febrero 15, 2011, 5:44 pm
  8. la seguridad nacional es un tema de suma importancia que depende de diferentes factores de la sociedad y del gobierno.
    La mayor preocupación en este momento es los constantes ataques por parte de los narcotraficantes, que antes manejaban un perfil bajo pero con el gobierno del cambio las negociaciones que antes se efectuaban entre el gobierno y los narcotraficantes las retiro el gobierno del cambio con la constante lucha contra el crimen organizado, los diferentes carteles han optado por atentar contra civiles que realmente sin pena ni gloria se encuentran caminando por algún lugar y mueren a causa de una balacera .
    la situación es terrible y es que la formula del gobierno por combatir el crimen organizado no esta surtiendo efecto.

    la corrupcion en los diferente niveles de orden hacen mas complejo el asunto de la seguridad nacional es tiempo de conjuntar las diferentes policias que existen en el país para crear un solo vínculo entre estos y de alguna manera eliminar ciertas atracciones hacia la corrupción, además de que hacer una sola policía permitiría que los sueldos para quienes desempeñen ese trabajo fuera más equitativo, por lo que las oportunidades para caer en la “tentación” estuvieran limitadas.

    Publicado por Laura Tellez Centeno | febrero 24, 2011, 6:54 pm
  9. Todo en papel se ve muy bien , el problema es que en Mexico, tienen a personas muy mal preparadas, que no investigan bien las posibles amenazas, y actuan como si fueran de la santa inquicision, y aparte tienen nexos con narcos de Texas, y eso los convierte en viles delincuentes, con total impunidad, PROTEGIDOS POR EL GOBIERNO,

    Publicado por Jorge S. | abril 5, 2012, 12:23 pm

Trackbacks/Pingbacks

  1. Pingback: Articulo Indexado en la Blogosfera de Sysmaya - febrero 7, 2011

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Enter your email address to subscribe to this blog and receive notifications of new posts by email.

Únete a otros 297 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: