//
you're reading...
ECONOMÍA

Crisis del Endeudamiento en los 80’s y Planes de Estabilización

Economía Mexicana

México tiene una economía de libre mercado orientada a las exportaciones. Es la 2ª más grande de América Latina, y es la 3ª economía (PPA) en tamaño de toda América después de la de los Estados Unidos y Brasil. Según datos del FMI, en 2009 el Producto interior bruto, medido en paridad de poder adquisitivo (PPA) supera el billón de dólares, convirtiendo a la economía mexicana en la 11ª más grande del mundo.

La economía contiene una mezcla de industrias y sistemas agrícolas modernos y antiguos, ambos dominados cada vez más por el sector privado. Los gobiernos recientes han expandido la competencia en puertos marítimos, telecomunicaciones, la generación de la electricidad, la distribución del gas natural para modernizar la infraestructura. Siendo una economía orientada a las exportaciones, más del 90% del comercio mexicano se encuentra regulado en tratados de libre comercio (TLC) con más de 40 países, incluyendo a la Unión Europea, Japón, Israel y varios países de la América Central y la América del Sur. El TLC más influyente es el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (NAFTA), firmado en 1992 por los gobiernos de Estados Unidos, Canadá y México, el cual entraría en vigor en 1994.

Fases y etapas de los momentos históricos de la Economía de México

  • Inicios de la exportación en México: La historia sobre la exportación en México tiene sus comienzos durante el porfiriato (fines del siglo XIX y principios del XX), se empezaron a desarrollar ciertas ramas de la agricultura que su producción se destinaba a la exportación, como el henequén, caña, tabaco y caucho. El desarrollo industrial del país llegó con la producción minera y a la vez se desarrolló la metalurgia con la fundición de la plata, cobre y plomo.
  • Crisis mundial 1929: Producida por el proteccionismo comercial que dificultó las exportaciones y con un fuerte aumento de la producción de bienes de consumo, automóviles y construcciones. Se produjo una parálisis de las exportaciones al resto de América Latina y la caída de los precios de las materias primas de carácter mundial a la crisis.
  • Lázaro Cárdenas: Inicio de la Reforma Agraria (1935), se nacionalizó la industria del petróleo y de los ferrocarriles. Se comenzó el desarrollo nacionalista con cierta autonomía en comparación con el exterior.
  • Ávila Camacho: Bases para un proceso de industrialización en México, mejor conocido como el “Modelo de Industrialización Sustitutiva” o “Modelo de Sustitución de Importaciones”, enfocado a impulsar la industrialización en México.
  • Miguel Alemán Valdés: se siguió impulsando a las empresas privadas, nacionales como extranjeras, en este sexenio se incrementaron las obras de infraestructura en México. Esto provocó que los efectos negativos en la economía mexicana, como: fluctuaciones en el tipo de cambio, inflación, y déficit en las finanzas públicas como en la cuenta corriente, creando desequilibrios internos y externos, disminuyeran.
  • Adolfo López Mateos: este constituye la segunda parte del modelo de industrialización que se caracterizó por un crecimiento sostenido, inflación inferior al 5% y una estabilidad cambiaria, sin embargo para la presidencia de Díaz Ordaz, hubo un fuerte endeudamiento con el exterior para poder financiar al gasto público.
  • Luis Echeverría Álvarez: se destacó por el inicio de la crisis económica en el país, debido a las irregularidades económicas que se venían arrastrando de sexenios anteriores, como el fuerte gasto público, financiado por una excesiva oferta monetaria, endeudamiento externo, y un fuerte déficit en la balanza de pagos, creando una situación adversa para la economía, caracterizada por un crecimiento notable en la inflación, se devaluó el peso, aumentaron las importaciones de alimentos, creció la deuda externa y la fuga de capitales.
  • José López Portillo: a nivel mundial se dio un auge petrolero que beneficiaba a nuestro país y este parecía el inicio de un futuro de bienestar asegurado, sin embargo, por efectos de las cuestiones internacionales donde el resto del mundo adoptó medidas restrictivas hacia el petróleo produjeron un déficit en la balanza comercial.
  • Miguel de la Madrid: se comienza con una economía orientada al mercado internacional, ya que se ve como única salida a la recesión y estancamiento de la actividad productiva de nuestro país, etapa caracterizada por hiperinflación (niveles hasta de 3 dígitos), y considerada como una década perdida, producida por una crisis de la deuda externa y del petróleo.
    Se inicia una etapa de privatización de las empresas paraestatales, y una política económica que se apega al modelo Neoliberal basado en el libre mercado interno y externo, donde se redujo los aranceles a las importaciones y se eliminaron las barreras arancelarias, México se adhiere al GATT en 1986 (Acuerdo General Sobre Aranceles Y Comercio).
  • Carlos Salinas de Gortari: En la década de los 90´s se firma el TLC (Tratado de Libre Comercio), con Estados Unidos y Canadá, en donde se invita a la inversión extranjera, a invertir en nuestro país, para usarlo como plataforma de exportación hacia nuestros vecinos del norte. Fue una época de esplendor, sin embargo, en diciembre de 1994, después de de la salida de Salinas, México enfrentó una de las peores crisis económicas llamada “El error de diciembre”.
  • Ernesto Zedillo: La suma de todos estos sucesos políticos, aunado a un alto déficit en cuenta corriente y una baja capacidad para hacer frente a los compromisos de la deuda, junto con aumentos sucesivos a las tasas de interés estadounidenses obligaron a México a devaluar hasta un 40%, creando una reacción en cadena en América Latina caracterizada por la fuga de capitales y que ha sido conocida como efecto “Tequila”. En 1996, México da señales de recuperación económica, y logrando una estabilización económica en 1997.

Crisis Financiera de los 80’s

El estallamiento de la crisis mexicana del 76 va a ser la culminación de un proceso que ya se venía incubando lentamente desde 1971, año en el cual se contrae la economía nacional registrándose un crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) del 4.2%, siendo éste el peor dato registrado desde 1959. El impacto del colapso de la economía mundial va a significar para nuestro país el que prácticamente fueran suspendidas las compras de mercancías mexicanas en el mercado yanqui, traduciéndose esto a la vez en que la actividad industrial  cayera severamente, un 6.7%, además de quiebras y despidos masivos.

La crisis se dio el 20 de agosto, cuando  el entonces secretario de Hacienda, Jesús Silva Herzog, anunció a la comunidad financiera internacional que el gobierno mexicano ya no estaba en condiciones de cubrir el servicio completo de su deuda externa debido al  aumento súbito de las tasas de interés cobradas y por la enorme fuga de capitales privados de México.

Desde principios de agosto, las autoridades financieras mexicanas le hicieron saber al FMI que sólo quedaban  180 millones de dólares en las arcas del Banco de México pero que el gobierno tenía que pagar la suma de 300 millones de dólares a diversos banqueros acreedores el 23 de agosto: por lo tanto, el peligro de una devaluación y/o moratoria era claro.

Las pésimas relaciones entre el gobierno y la iniciativa privada, provocaron que el presidente nacionalizara la banca privada del país, esto marcó el clímax de la crisis que se vivía. El gobierno también decretó el control de cambios, medida que resultó poco eficaz.

Para financiar la crisis, ya como presidente López Portillo (1976-1982), el régimen y la burguesía optaron por apostarle todo a la producción y exportación petrolera, la cual gozaba de un precio en el mercado mundial que aseguraba jugosas utilidades. Para aprovechar mejor las oportunidades se decidió desarrollar significativamente la infraestructura de PEMEX, obteniendo los recursos incrementando la deuda externa. De esta manera, la economía mexicana fue petrolizada, al depender de este medio el 80% de los ingresos del Estado.

Efectivamente la estrategia adoptada ayudó a la economía a salir de la crisis del 76, sin embargo el modelo encerraba contradicciones que lo único que estaban haciendo era preparar el camino para una nueva crisis de mayor trascendencia. Para su éxito las medidas adoptadas por el gobierno dependían de que los magníficos precios internacionales del petróleo se mantuvieran, pero ésta no podía ser una situación indefinida.

Este colapso de la economía mexicana, que provocó entre otras cosas una devaluación del 400% al pasar el dólar de 22 a 70 pesos, motivó la firma en diciembre de 1987 del Pacto de Solidaridad Económica. Dicho acuerdo signado por los charros del sindicalismo oficial, los empresarios y el Estado, en ese entonces con Miguel de la Madrid como presidente (1982-1988), marcó el inicio de una política de contención salarial que se extendió por diez años bajo la firma de diferentes pactos. Esta Política diseñada como pilar para sacar al país de dicha crisis, trascendió hasta nuestros días por medio de la Comisión Nacional de Salarios Mínimos, provocando que los salarios reales en la actualidad sufran un retraso de 28 años al ubicarlos en un nivel similar al que tenían en 1980. Sobre la reducción de la capacidad de consumo de las masas basta recodar que la Crisis Petrolera orilló a que en agosto de 1982 el precio de los productos básicos se incrementara en prácticamente un 100%: en dicho mes el valor del kilo de tortilla pasó de 5.5 a 11 pesos; el del pan blanco brincó de 50 centavos a 1 peso la pieza; en gasolina el salto fue de 6 a 10 pesos; y el del gas doméstico fue de 4.30 a 5.10 el kilo, etcétera.

Otro resultado de esta crisis fue lo que poco después se conoció como la crisis de la deuda: al arranque del gobierno de José López Portillo la deuda externa era de 21 mil millones de dólares, al finalizar dicha administración esta suma ya era de 76 mil millones de dólares. Esta problemática sería heredada por el expresidentes Miguel de la Madrid el cual al terminar su mandado dejó como uno de sus logros una deuda externa de 105 mil millones de dólares. La otorgación de estos préstamos para auxiliar a la economía mexicana significó la imposición de durísimas condiciones para el gobierno por parte del Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial (BM), representando ello el despliegue de una política que ya se ha extendido por mas de un cuarto de siglo consistente en privatizar prácticamente toda la industria paraestatal, en  bruscos recortes del gasto social, en la eliminación de prácticamente todos los susidios para el campo y en una apertura comercial que tendría años después su principal expresión en el Tratado de Libre Comercio (TLC)

La Crisis Petrolera de 1982 a la postre significo el tiro de gracia al Estado de Bienestar y el arribo del llamado neoliberalismo, acarreando todo esto tras de sí un proceso sin precedentes de deterioro de los niveles de vida de las masas obreras y campesinas y que perdura hasta el momento.

La Deuda en la historia Mexicana

Referencias

http://www.jornada.unam.mx/2009/08/20/index.php?section=economia&article=024n1eco

http://deuda3xterna.blogspot.com/2010/05/deuda-externa-en-mexico-en-los-80s.html

http://www.militante.org/node/628

http://www.gestiopolis.com/canales2/economia/histomex.htm

 

Anuncios

Acerca de majoricalde

Estudiante de ciencias políticas y relaciones internacionales. Amante del teatro y la lectura :D

Comentarios

5 comentarios en “Crisis del Endeudamiento en los 80’s y Planes de Estabilización

  1. Muy buena investigación, tus comentarios son acertados.

    Publicado por fpool | mayo 10, 2011, 10:02 am
  2. Interesante investigación, ya que siempre que se estudian estos fenómenos financieros, en este caso las desafortunadas crisis que ha tenido México, siempre esbueno tener datos para lograr darle la justa dimensión a los problemas que tuvimos, ademas que en esta investigación podemos darnos cuenta de alguno de los pasos que orillaron a nuestra economía a pasar de un Estado de bienestar al neoliberalismo, la privatización y una mayor dependencia del petróleo. Es necesario hacer más competitiva a la economía mexicana, tener un mayor aprovechamiento de los tratados mexicano y encontrar otras fuentes alternas de recursos o fortalecer las que ya tenemos para evitar depender en su mayoría del petróleo.

    Publicado por wedgm | mayo 24, 2011, 10:25 am
  3. Resulta curioso como es que la economía tiene potencial y crecimiento, sin embargo esto no se traduce en un desarrollo económico, es decir, niveles elevados de calidad de vida para la población.
    Falta modernizar y darle empuje al sector agrícola, y el gobierno parace estar más del lado de los grandes corporativos. Es por eso que el campo mexicano está en crisis y se tienen que importar alimentas tan básicos, por ejemplo, el maíz.
    Los gobiernos han abierto las puertas para que México se inserte en la economía globalizada e interdependiente; no es malo exportar, resulta contraproducente cuando lo que se exporta son materias primas, ya que estas regresan al país como productos manufacturados y los precios se elevan, provocando el irremediable endeudamiento.
    Entre otras medidas, la clave para una economía sana es la diversificación de la industria y de los mercados. Al estar tan dependientes del comercio con EUA, resulta imposible expandir las oportunidades de sanar la economía. Por esta razón es que se sufren crisis recurrentes, ya que si ocurre en EUA, no tardarán en llegar sus efectos a México.
    La economía cumple sus ciclos, despues de una crisis hay una recuperación y así sucesivamente; las crisis no se pueden evitar porque son inherentes al sistema capitalista, ya que no cuentan con planes para al menos, reducir los efectos de las crisis.

    Publicado por Andrea | mayo 24, 2011, 4:45 pm
  4. Acertadamente México tiene varios Tratados de Libr Comercio y en muchas ocasiones me pregunto ¿por qué parecieran tener efectividad solo de una via? Es desalentante ver cuántas empresas extranjeras pueden cubrir los requisistos expuestos en acuerdos bilaterales de México y otro país y cuán pocos empresiarios mexicanos llegan a cubrir esos mismo estándares para exportar sus productos. Precisamente esas serie de restricciones hacen que México sea una “GRAN EXPORTADOR de materia prima” Desde luego es competir de entrada con una desventaja kilométrica. Resultaría muy interesante desarrollar un tratado de cooperación tecnológica entre México y países más desarrollados. Para poder importar la tecnología que permita convertir a nuestro país en un exportador de productos procesados con mejor calidad y al mismo nivel de competitividad que los productos de otros países.

    Publicado por Alejandra Paredes | mayo 26, 2011, 12:09 pm
  5. Sabemos muy bien que si México sigue exportando materias primas y no se atreve a manufacturar, nuestra economía seguirá igual o peor a la actual, pues al firmar tratados internacionales abrimos la puerta no sólo a la exportación sino a la importación, a lo cual compramos el mismo tomate que enviamos, pero ya en una lata y a un precio mucho mayor. Los mexicanos no vemos más allá que a lo seguro, aún no nos atrevemos a invertir en otros rubros que muy probablemente nos harían competir con otras naciones que creemos inalcanzables, lo serán si nos quedamos estancados, esperando que el petróleo no se acabe, los alimentos sigan creciendo y podamos seguir en las mismas, sin poder competir, sufriendo los estragos por ser vecinos del gigante EEUU.

    Publicado por rositaabreu | mayo 26, 2011, 3:15 pm

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: