//
you're reading...
RELACIONES EXTERIORES

Actualización y Perspectivas de la Política Exterior Mexicana.

La transición a la democracia es, desde luego, por lo menos en parte, la respuesta de los mexicanos a la fatiga de poco más de siete décadas de imposición política por parte del grupo en el poder, con magros resultados en términos del desarrollo económico y social del país, pero también, en gran medida, producto de la ola expansiva de propaganda e impulso a la idea de la democracia (en su versión representativa y liberal) auspiciada por la política exterior norteamericana durante la fase del deshielo bipolar. En este sentido, la transición de México a la democracia ha sido un proceso más empujado por fuerzas externas que por la dinámica interna de un pueblo que haya madurado políticamente como parte de un proceso evolutivo natural.

Varios son los aspectos que llaman la atención de los especialistas sobre la situación actual en México; entre ellos destacan por su importancia, el proceso de transición del país a la democracia y lo que se ha dado en calificar como un nuevo activismo de la política exterior mexicana y ambos están estrechamente relacionado.

La primera discusión acerca del análisis de la política exterior tiene que ver con el carácter que reviston el carácter que reviste la influencia de factores o fuerzas internas y externas en el desarrollo y orientación de la política exterior. En la dimensión del ambiente externo destaca lo que se denomina el “sistema de Estados”, sobre el cual las fuerzas internas de países como el nuestro, a diferencia de las potencias, tienen escasa influencia real.

Los medios de comunicación y algunos comentaristas han caracterizado a las relaciones exteriores de México como una política orientada por principios jurídicos, éticos y políticos heredados históricamente. También se le juzga como pragmática, nacionalista, reactiva, progresista o de retórica populista, entre otros calificativos. Difícilmente, estas caracterizaciones nos permiten una aproximación teórico metodológico para el estudio académico de la política exterior.

El nuevo activismo de la política exterior de México es, por lo menos también en parte, reflejo de una consciencia creciente del sector de la intelectualidad  nacional favorable al cambio y la transición democrática en el país, sobre el significado de los procesos de globalización económica a nivel mundial para México y de los enormes retos y las oportunidades que la actual coyuntura representan para los mexicanos.

La historia de la apertura económica, del liberalismo económico y de la expansión del capital financiero han sido ampliamente analizadas. Paralelamente, en menos de tres décadas, el narcotráfico se ha convertido en uno de los fenómenos centrales del mundo. Si el tráfico de armas genera un movimiento internacional de capitales de alrededor de 800 mil millones de dólares al año, su hermano el narcotráfico moviliza alrededor de otros 500 mil millones de dólares anuales. ¿Es posible, en estas circunstancias, pretender que la política exterior de México siga fundamentándose en los mismos parámetros de hace cincuenta, treinta o veinte años atrás?

Los elementos que intervienen en la política exterior como expresión del estudio de la política.

a) Las nociones de aislacionismo, alineación y no-alineación, las coaliciones diplomáticas, las alianzas militares, los tipos de liderazgo y la concepción del papel que desempeñan los Estados nacionales.

b) La jerarquía de los objetivos concretos y abstractos de la política exterior en un Sistema Internacional histórico, y su logro en tiempo y valores; dividiéndolos en causas fundamentales y metas de mediano y largo plazo para seleccionar objetivos, la actuación del estado y sus orientaciones.

c) Las acciones de poder y la política exterior, las capacidades, recursos y respuestas del poder; patrones, variables y formas en que se ejerce la influencia en el Sistema Internacional.

d) Los mecanismos diplomáticos de la política exterior, los propósitos de la comunicación, instituciones, reglas y funciones del personal diplomático. Los instrumentos y procesos preliminares de inducción para obtener acuerdos y solucionar problemas, y los estilos diplomáticos necesarios en la negociación internacional.

e) Las técnicas y los medios de información, y la propaganda como instrumento en la creación de actitudes en la política internacional.

f) Las técnicas de coerción y recompensa económicas en política exterior;  la guerra económica; el uso de prebendas económicas; transferencias, ventas y ayudas militares.

g) Las acciones políticas clandestinas, la subversión, las demostraciones de fuerza, la guerra no convencional, las acciones que impulsan la intervención militar y la política exterior.

h) Las armas como instrumentos de la política exterior: armas

 

Sustentado además en el principio de no intervención en los asuntos internos de los estados, México minimizaba de este modo las críticas del exterior, al asegurar que se estaba modernizando y abriendo espacios para la diversidad política, pero insistiendo al mismo tiempo en que no necesitaba del ojo avizor de ningún guardián externo que atentara contra su soberanía.

5 puntos básicos para una agenda de política exterior que, en gran medida sustentan la idea del nuevo activismo de la política exterior de

México:

•  Reconstruir la imagen de México ante el mundo,

•  Construir nuestra propia agenda bilateral con Estados Unidos,

•  Diversificar nuestros contactos con el exterior,

•  Revigorizar nuestra presencia en los organismos internacionales y

•  Fomentar el desarrollo de alianzas estratégicas con potencias medias.

Que la prioridad será aprovechar y difundir la imagen de este México renovado: un país seguro, honesto, democrático, en paz, respetuoso de los derechos humanos y comprometido más decididamente con la promoción de los temas integrantes de la nueva agenda internacional, pero a la vez demandante, defensor y promotor del respeto de los intereses de su gente, sus empresas y del propio Estado en el exterior.

La Imagen de México a Nivel Internacional.

La convicción de que la riqueza cultural del país es justamente una de sus cartas más fuertes para compartir con el resto del mundo. México cuenta con una historia milenaria que ha dejado plenitud de huellas en términos de cultura material que desde siempre causan admiración y respeto por el mundo. Con el ideal de aprovechar sus recursos culturales en mente se ha creado el Instituto México, cuyas primeras sedes se abrieron a lo largo del último año para fomentar el estudio de nuestro idioma y difundir con mayor amplitud nuestra cultura y nuestras tradiciones.

La tarea, sin embargo, no está exenta de dificultades. Sabido es que a pesar de su riqueza cultural, nuestro país ha tenido muy mala imagen en el extranjero en términos de la pobreza y la injusticia social que afectan a grandes capas de la sociedad, lo cual a su vez ha propiciado el clima para el incremento de las actividades delictivas (robos, secuestros, narcotráfico) y la amenaza creciente de la ingobernabilidad.  “La Política Exterior tiene el compromiso con” y “la promoción de” un conjunto de valores: democracia, derechos humanos, civiles y ambientales, libre comercio, derecho y regímenes internacionales.

El gobierno Federal tiene hoy día plena conciencia de que, por mucha riqueza cultural que se posea, no se van a poder atraer, ni capitales, ni turistas mientras no se resuelvan, por lo menos parcialmente, estos lastres que afectan a la  sociedad mexicana. Al mismo tiempo, también se tiene conciencia de que, el apoyo que se pueda obtener del exterior es muy importante para superar esos escollos: con la naturaleza dialéctica de esta problemática en mente, la Cancillería mexicana se esfuerza por incrementar el interés del exterior hacia México.

La relación bilateral con los Estados Unidos es seguramente uno de los aspectos más delicados de la agenda de política exterior en México.

El Departamento de Estado en los Estados Unidos y la Secretaría de Relaciones Exteriores de México, instancias responsables del diseño de sus respectivas políticas exteriores tradicionalmente se han visto con enormes sospechas y frecuentemente, incluso con hostilidad. Ello se debe en gran medida al hecho de que las heridas más profundas al orgullo nacional devienen de los choques frontales que se han tenido con el gobierno norteamericano, a pesar de los cuales, la dependencia económica de México frente a su vecino del norte sólo se ha visto crecer a lo largo del último siglo, creando, además, el problema adicional de un flujo aparentemente incontenible de migrantes que salen del país en busca de un mejor horizonte económico.

Multiplicidad con el Exterior

Con el propósito de coadyuvar a subsanar las deficiencias del intento por diversificar su política exterior en el pasado, la actual administración se ha esforzado por convertir a la política exterior en instrumento para lograr las metas del desarrollo económico y social del país a través de la identificación de oportunidades de comercio, turismo, inversión, financiamiento y cooperación bilateral en apoyo a las políticas internas de promoción al desarrollo nacional. Para ello, se ha buscado fomentar el desarrollo de la infraestructura, tanto humana como técnica y financiera para apoyar, de manera coordinada con otras dependencias del Gobierno Federal, las acciones de promoción económica y comercial en el exterior en busca de oportunidades para nuestra industria nacional.

A pesar de que tan sólo durante el sexenio zedillista México firmó más de treinta acuerdos o tratados comerciales internacionales, y de que somos pioneros en tratados de libre comercio (concretó nueve), sus relaciones económicas permanecen extremadamente concentradas hacia Estados Unidos y esta situación define en gran medida el rumbo de las acciones y omisiones de política exterior de nuestro país, ante los amplios intereses económicos que nos ligan. No ha habido una estrategia de largo de plazo encaminada a romper con esta dinámica de dependencia creciente, a pesar de los riesgos y la amenaza que implica para las expectativas y planes de desarrollo.

Romper con esta dinámica deberá ser uno de los objetivos de la nueva política exterior de México, para lo cual será necesario incorporar una perspectiva diferente: un diseño estratégico con visión de largo plazo que permita identificar las áreas centrales de interés de nuestras relaciones con los distintos organismos internacionales, países y regiones geográficas, y que pueda orientar así las acciones inmediatas.

El manejo reciente de la cancillería y la política comercial de México ha propiciado un alejamiento y hasta desconfianza de algunas naciones latinoamericanas hacia nuestro país, en especial con Brasil. Al respecto, el fortalecimiento de los tratados comerciales que México tiene con países de la región y la consolidación del que busca con el Mercosur, podrían ser un buen comienzo, ya que es escasa la relación comercial de México con esta región.

Un punto acertado de la administración de Ernesto Zedillo fue concretar la negociación de dos tratados de libre comercio con Europa: el de la Unión Europea y el de la Asociación Europea de Libre Comercio.

En la proyección geográfica de la política exterior destacan las estrategias respecto de América del Norte, donde se planean introducir modificaciones en el combate al narcotráfico sin certificación condicionadora de por medio, en el tlcan, en lo que toca a una posible agenda social que incluya el tema de los migrantes mexicanos hacia Estados Unidos y en una actualización de ese tratado a partir del incumplimiento de parte de sus contenidos. Asimismo, la reafirmación del liderazgo mexicano en Centroamérica y el Caribe se acompaña de una posición tendente al acercamiento con la integración latinoamericana, en particular con América del Sur y el Mercosur.

Nuestro país reconoce la importancia de los foros internacionales como espacios abiertos a la negociación internacional, la cual, a su vez, constituye el instrumento más importante en el proceso de construcción de un nuevo orden internacional más justo y equilibrado para todos los integrantes de la sociedad internacional contemporánea. Es por ello que se ha planteado como objetivos a corto plazo el intensificar nuestra participación para revitalizar el sistema de acción multilateral y así alcanzar posiciones comunes  en cuanto a los temas que ocupan la actual agenda de política internacional; migración, narcotráfico, problemas ambientales, derechos humanos, asilo político y refugiados, etc.

La actual política exterior de México se ha planteado como meta, identificar al grupo de países con los cuales, en función de una perspectiva común se puedan buscar soluciones conjuntas al tipo de problemas que ambos enfrentan, compartiendo experiencias y fomentando la rotación de recursos para activar los ciclos productivos nacionales, igual que la defensa de posiciones comunes en los foros internacionales.

fuentes:

Anuncios

Comentarios

4 comentarios en “Actualización y Perspectivas de la Política Exterior Mexicana.

  1. En cuanto a la política exterior mexicana sólo quiero añadir que la imagen de México o más bien el patrón de México acerca de uno de sus principios fundamentales que es la “no intervención” fueron una de las razones por las cuales nuestro país era respetado en materia de relaciones internacionales, y de alguna forma también había marcado un parteaguas en la historia de latinoamérica, pues México era el país al que resto de los países del Centro y Sur de América tenían como ejemplo a seguir.

    Aunque México ante el mundo sigue siendo uno de esos países que no se meten con nada ni con nadie, el respeto no es el mismo, pues tal parece que la política hacia el exterior de “no intervención”, se ha convertido en una política para el interior del territorio mexicano, esto es entonces que incluso los asuntos que deben de competencia para México, como es el caso de la seguridad nacional, son temas que siguen siendo perseguidos y no resueltos.

    Asimismo he de añadir que parte de la política mexicana hacia el extranjero se ha manejado en cuestiones de relaciones diplomáticas con beneficios económicos, entonces se dejan a un lado las cuestiones del crimen organizado, de la agenda política para preocuparnos más por la situación económica que atraviesa México

    Publicado por majoricalde | mayo 23, 2011, 2:51 pm
  2. México ha firmado cientos de tratados de tratados de diversas índoles con países vecinos, organizaciones internacionales, etc. Como bien dice la pregunta en el texto, “¿Es posible, en estas circunstancias, pretender que la política exterior de México siga fundamentándose en los mismos parámetros de hace cincuenta, treinta o veinte años atrás?” Los problemas han cambiando pues muchos han aumentado, algunos se han estancado y ya son parte de la vida diaria, pero nuestro país ante el mundo se ve como uno neutral, que prefiere no meterse o dar breves opiniones cuando hay tensión, por ejemplo, en los Estados Unidos, quienes en los últimos años han estado en guerras y diversas cuestiones que México no podría soportar, no como lo logra EEUU, pues no tenemos los mismos recursos. Nuestros problemas se han enfocado en inseguridad ha raíz del narcotráfico, la migración, temas en los que bien tenemos acuerdos internacionales, más no se ve un resultado preciso; debemos involucrarnos más para obtener resultados diferentes.

    Publicado por rositaabreu | mayo 24, 2011, 5:08 pm
  3. Es verdad que México tiene que ser más activo en su agenda de Política Exterior para cambiar la conceptualización que se tiene del país como “Estado Neutro”. Sin embargo deberíamos pesnar lo que esto tendría como consecuencia tanto positiva como negativa. Hasta ahora la visión de México en el extranjero es de un sitio turísitico, tranquilo y relajado donde puede viajarse para disfrutar de una buenas vacaciones. Por el extremo opuesto, un país inestable económicamente e inseguro donde los potenciales inversionistas no se ven atraídos a invertir.
    En ambos casos la primera imágen que se debe cuidar es la seguridad interna, y es función tanto de las embajadas como de los medios de comunicación el saber discernir de “la nota roja que vende pero no presenta la realidad extacta” y el “cuento de hadas que quieren hacer creer que existe”. En lo personal, creo que no se debe negar que existe un problema de seguridad y como en todos los países los medios de comunicación solo presentan una parte de la realidad. Independientemente del tipo de País que queramos tener las embajadas de México en el exterior debieran organizar ferias, conferencias y actividades para promocionar tanto la cultura, como el turismo y la inversión hacia México.
    No puede limitarse a la firma de Tratados Internacionales, en este momento la sociedad internacional se ha convertido en pieza clave de la política exterior y las relaciones entre países. Son las exigencias internas las que mueven a los gobiernos a buscar soluciones y cooperación externa.

    Publicado por Alejandra Paredes | mayo 26, 2011, 11:49 am
  4. Los cambios políticos en México obedecen, mayormente, a influencias internacionales, en vez que sea por las transformaciones que vienen de la sociedad civil.
    La democracia apenas está naciendo en nuestro país, a pesar que desde la época posrevolucionaria se institucionalizó el poder, pero no se supo cómo alternar entre los distintos partidos.
    Como se mencionó anteriormente, conforme fue evolucionado la sociedad con los cambios tecnológicos, México se fue abriendo al exterior y permitió el desarrollo de la democracia. Más que nada de Estados Unidos, ya que si modelo de gobierno es la democracia, por lo que no es raro que éste haya sido influenciado.
    No se pueden tener los mismos medios y fines de hace años, es urgente que México asegure su soberanía y se sujete a los principios para realizar política exterior. Además de limpiar la imagen de violencia que tiene hacia el mundo exterior, ese es el reto al que el país se enfrenta hoy en día.

    Publicado por juno2789 | mayo 26, 2011, 2:06 pm

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: