//
you're reading...
DEMOCRACIA

De La Democracia a La Telecracia…

De La Democracia a La Telecracia
Desde hace ya varios años se ha hablado sobre un tema en particular, en el cual se encuentran envueltos varios aspectos como lo son el social, cultural, económico y político. Sin embargo debido a las innovaciones y nuevas capacidades tecnológicas ha pasado a formar parte del eje del poder ideológico en nuestro país.
A partir de la época de Adolfo López Mateo fue considerada como un instrumento de información relevante, en 1970 pasó a ser transformada en una institución de socialización, pero fue a partir de 1980 que se le considero como el cuarto poder político en nuestro país. Sin embargo ha tenido un auge desde hace ya 16 años.
Es decir, la televisión y las televisoras en nuestra época y en nuestro país ya no son solo simples y sencillas instituciones con la importancia de ser el cuarto poder a nivel político debido a su influencia y capacidad de presión, sino mas bien se han convertido en el primer poder ideológico que existe en nuestra sociedad debido a su habilidad para generar, manipular y distorsionar la opinión pública.
Debemos añadir que una opinión se denomina pública no solo porque es del público, sino también porque implica la res publica, la cosa pública, es decir, argumentos de naturaleza pública: los intereses generales, el bien común, los problemas colectivos.
Ahora, es gracias a la presencia de las televisoras que existe una transformación en el país y en su forma de gobierno, una transformación a corto plazo que fue un esquema ideológico para la sociedad a largo plazo, sin embargo, debido al poder social que ejerce sobre la ciudadanía, la televisión se convirtió en una forma de política televisada y que llego a formar parte de las reglas tradicionales de los procesos políticos y electorales para así introducir un modelo político en vez de sus propuestas políticas. Los medios audiovisuales crearon un show político que llego para corromper con la libertad democrática y representativa violando los principios de la democracia como Norberto Bobbio lo asegura al mencionar que “La democracia no puede prescindir de la virtud, entendida como amor a la cosa pública, pues al mismo tiempo debe proveerla, alimentarla y fortalecerla”
Esto da por entendido que la democracia es un proceso que debería ser educado a conciencia social, lo que no se ha hecho en algunos países sub desarrollados como es el caso de México ya que en conjunto con el gobierno, las televisoras pueden formar parte de un programa por la educación democrática aportando programación con calidad didáctica e instructiva con respecto al tema político en nuestro país.
Viendo al contenido de las programaciones de esa manera, sería compararla metafóricamente de la siguiente manera: “Un hilo sujeto por palos es sólo un hilo si no transmite algo; y es una mala inversión si no transmite lo suficiente. Esto mismo es válido para la televisión, también la imagen debe estar repleta de contenidos.”
Más sin embargo, los dueños de las televisoras no aceptan tener la obligación pública con respecto a la educación social ni con el contenido de las programaciones de las cuales ellos están encargados de transmitir, ya que tienen controlado a los medios y a sus influencias, tal es el caso de Emilio Azcárraga Jean quien asegura que “La cara de esta empresa (Televisa) es la de producción del entretenimiento, después esta la información. Educar es labor del gobierno, no de Televisa.”

En la telecracia, la idea central está basada en el sensacionalismo de los candidatos políticos, la postura en la que los supuestos actores los ven apoyados para producir una mejor imagen pública e ir de acuerdo con una buena estrategia de marketing político, esto con el fin de la búsqueda partidista del rating y el posicionamiento de los candidatos como un recurso de atracción. Y es precisamente eso lo que más favorece a las televisoras como lo menciona Azcárraga, “el rating es el valor de más importancia en la pantalla mexicana (…) este es un país de jodidos y hacemos una televisión para jodidos.”
Sin embargo cabe aclarar que Informar es proporcionar noticias, y esto incluye noticias sobre nociones. Pero aun así debemos puntualizar que el termino información no es conocimiento.
Este punto suena muy en particular con lo que Bobbio menciona, ya que el afirma que “Los gobernantes prefieren a los ciudadanos pasivos.” y es justamente uno de los principales intereses de las televisoras y los gobernantes para el uso de la televisión y de la información en los medios, como de igual manera afirma que “Desde el punto de vista de la cultura política, las personas no están orientadas ni hacia los output ni hacia los input. Simplemente están desinteresadas”.
“A la televisión le encanta dar la palabra a la gente de la calle, o similares. El resultado es que se presenta como verdadero lo que con frecuencia no es verdad (…). Las opiniones más facciosas y necias (…) adquieren la densidad de una corriente de pensamiento (…). Poco a poco la televisión crea la convicción de que cualquiera que tenga algo que decir, o algo que por lo que quejarse, tiene derecho a ser escuchado. Inmediatamente. Y con vistosos signos de aprobación (por parte de los entrevistadores). El uso y el abuso de la gente en directo hace creer que ahora ya puede tomarse cualquier decisión en un momento por aclamación popular.”
Por lo que se puede decir hasta este punto es que, tanto los gobernantes como los medios de televisión dependen uno de otro, ya que este proceso democrático está basado en los intereses que favorecen a ciertos grupos, lo que en un contexto democrático no está bien permitido ya que no conviene que el que hace las leyes, las ejecute, ni que el cuerpo del pueblo distraiga su atención de las miras generales para fijarla en objetos particulares. Nada es más peligroso que la influencia de los intereses particulares en los negocios públicos.
La televisión condiciona fuertemente el proceso electoral afirma Sartori, ya sea en la elección de los candidatos, bien sea en su modo de planear la batalla electoral o en la forma de ayudar a vencer al vencedor. Además, la televisión condiciona fuertemente al gobierno, es decir, decisiones del gobierno: lo que un gobierno puede o no puede hacer, o decidir lo que va a hacer.
A estos particulares se les conoce como inversionistas, accionistas, hombres de negocios, etc. que forman parte de una misma elite de poder social, económico y político, que con sus influencias económicas controlan al poder con el fin de mantener sus intereses afines a sus objetivos. Al estar presente esta elite existe la ligera e invisible posibilidad de pasar de un régimen democrático a un régimen autocrático, en donde la voluntad de un solo grupo empresarial utiliza al poder ejecutivo como medio representativo. Esto es afirmado por Bobbio, al mencionara que “Naturalmente la presencia de elites en el poder no borra la diferencia entre regímenes democráticos y regímenes autocráticos.”
Esto hace mención de analizar al sistema democrático de nuestro país porque “quid custodent custodens” (quien custodia a los que deben de custodiar). Porque con todo lo mencionado anteriormente, de forma silenciosa y permanente constituyen una jerarquía de conocimiento, valores políticos, de cultura, etc. Con lo que la agenda setting se ha convertido en una de las herramientas primordiales para constituir la hegemonía del país.
La democracia, siendo “Un conjunto de reglas que establecen quien está autorizado para tomar las decisiones colectivas y bajo que procedimientos. Todo grupo social tiene necesidad de tomar decisiones obligatorias para todos los miembros del grupo con el objeto de mirar por la sobrevivencia, tanto en el interior como el exterior. Pero incluso las decisiones grupales son tomadas por individuos. Entonces, para que una decisión de pocos sea aceptada por todos tiene que basarse en ciertas reglas.” Pero esas reglas se han corrompido y ha pasado de ser “Democracia” a ser “Telecracia”, de tomar una educación política a observar una video-política.
Sin embargo, este nuevo fenómeno mediático puede ser controlado y regulado con unas reformas a la ley federal de telecomunicaciones, normas que propongan tanto la regulación a los servicios en cuanto a procesos democráticos, como el presupuesto para su propagación. Tal es el caso de la “ley televisa”, Pero a pesar de eso, no basta con solo la aprobación de una ley, el detalle esta en llevar a cabo su funcionamiento y poder tener en cuanta una posible evaluación de los resultados, porque, está el caso de la ley federal de competencia económica o también llamada ley antimonopolio lo cual Alberto Mansur, supone que “La ley va a servir para mejorar el ambiente de competencia, pero no va a eliminar las prácticas anticompetitivas por completo, sino dará incentivos para portarse mejor”
Partiendo de ese punto, también surge la importancia de efectuar una profunda reforma del estado en materia de información, calidad de contenido y cultura colectiva que permita que el funcionamiento público de las industrias culturales, se encuentre ética y jurídicamente normado por una nueva legislación republicana que rescate el espíritu del México profundo en materia de comunicación social, y no sólo por las caprichosas dinámicas de las leyes del poder Invisible, que ha introducido el proceso de la globalización del capitalismo contemporáneo en su fase de expansión planetaria.
O de otra manera, basándose en la ley antimonopolio, se podría optar por la idea de la creación de un nuevo proyecto de comunicación colectivo que de salidas a comunicativas incluyentes a la sociedad mexicana.

Anuncios

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Enter your email address to subscribe to this blog and receive notifications of new posts by email.

Únete a otros 297 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: