//
you're reading...
ECONOMÍA, FINANZAS PÚBLICAS

Endeudamiento de los 80´s y Estabilización

Por : Alejandra Sarabia y María Fernanda Mendoza.economia-930

Durante el gobierno de Luis Echeverría el endeudamiento público externo aumentó 15 338.2 mdd, un crecimiento de 4.6 veces con un incremento anual de 29.8%. Las importaciones crecieron y el déficit comercial acumulados de los seis años fueron de 13320.6 mdd. Se autorizó un aumento de 13 338.2 mdd en la deuda externa del sector público. Se buscó negociar ésta a plazos más largos y principalmente con instituciones públicas extranjeras. Había un crecimiento continuo de la inflación, existía una inconformidad en el sector empresarial, se registra en 1974 la tasa de inflación más alta y el crecimiento sustancial de la deuda externa, así como el déficit de la balanza de pagos trayendo como consecuencias presiones externas, recesión y un deterioro en el ámbito político, económico y social. Existía un endeudamiento creciente, constante aumento en los precios, crisis de confianza y fuga de capitales. Hubo una intervención del Fondo Monetario Internacional como única salida a la crisis de las finanzas públicas y el déficit de la balanza de pagos, además de una caída en la captación de recursos por parte de la banca privada y continuas críticas al gobierno.
En 1977 López Portillo establece un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) comprometiéndose a “limitar el endeudamiento público, reducir el medio circulante, restringir el gasto público, fijar topes a los aumentos de salario, liberalizar el comercio exterior y limitar el crecimiento del sector paraestatal de la economía”. (Guillén, 2000; p. 42-43).
Durante un año, el gobierno mexicano cumplió con lo pactado ya que con el descubrimiento de los yacimientos petroleros, la política económica sufrió considerables modificaciones; en el rubro de las inversiones el Estado orientó sus esfuerzos en la construcción de una infraestructura petrolera.
El petroleo en México significó una mina de oro y al parecer el gobierno encontró solución a los problemas económicos al menos asi se reflejaba debido a la explotación del petroleo y lo que éste significó para la economia de México.
Cabe señalar que el capital invertido fue producto de préstamos externos, que al tener por aval al petróleo no dudaron en otorgarle créditos al Estado mexicano y al sector privado, mismo “que incrementó su deuda con el exterior de 6, 800 millones de dólares en 1976 a 19, 107 millones de pesos en 1982: casi el triple”. (Gurria, 1993; p. 19)
Para septiembre de 1979 se plasma el entusiasmo que trajo consigo el petróleo en el Tercer Informe de Gobierno del Presidente López Portillo:
El petróleo es nuestra potencialidad de autodeterminación, porque nos hará menos dependientes del financiamiento externo y mejorará nuestras relaciones económicas internacionales.
Por no sólo eso: las posibilidades de explotación, transformación, inducción y asociación que a partir del petróleo podemos lograr nos permiten trazar una sólida estrategia de energéticos, actuar con una demanda asegurada de bienes de capital y, por ende, facilitar la planeación de la industria y sus asociaciones con el transporte, los asentamientos humanos, la educación, la capacitación, el desarrollo social y principalmente la agricultura. (López, 1979)

En la economía nacional, la exportación de petróleo había permitido mantener cierto equilibrio, pero la situación se agravó pues no sólo aumentó la captación de recursos ya que la deuda externa de “representar 37 mil millones de dólares en 1978, pasó a 71 mil millones de dólares en 1981”.(Guillén, 1990; p. 58) Dicho incremento se presentó gracias al alza en los intereses, que tan sólo con el aumento de éstos del 1%, México tenía que pagar anualmente por concepto de intereses 323 millones de dólares. El nivel de endeudamiento se elevó tanto porque se da el plazo de los vencimientos de los préstamos obtenidos a partir de la crisis de 1976.
Esta situación asociada a la disminución de cuatro dólares por barril, provocando que en 1982, México recurriera nuevamente al préstamo externo con el fin de “frenar la fuga de capitales y cubrir el servicio de la deuda externa”.(Guillén, p.47)
En este mismo sentido el Banco Internacional de Pagos, en Suiza, le otorgó a México un “total de 1,850 millones de dólares puestos a disposición del Banco de México para hacer frente a la grave crisis financiera”. (El Informador, 1982)
Por otra parte el gobierno autorizó el incremento del salario aunque un sector considerable de la sociedad tenía que enfrentar el creciente desempleo producido por el cierre de diversas empresas, que tan sólo en el ramo de las maquiladoras fue de 1620. Para los empresarios el alza en el salario “contradecía la meta propuesta de mantener un tipo de cambio realista y precios estables, de modo que la fuga de capitales se aceleró ante lo que percibían los agentes económicos como un programa de ajuste contradictorio”, (Listing, 1944; p. 44) por lo que la fuga de capitales continuó su tendencia ascendente.
Resultado de ello fue que en agosto de 1982 el incremento de los precios en los productos básicos:
La Secretaría de Comercio anunció nuevos incrementos de precios a la tortilla que pasará de 5.50 a 11 pesos; el bolillo y telera de 70 gr. de 0.50 a 1 peso; la gasolina nova de 6 a 10 pesos; el gas doméstico de 4.30 a 5.10 kilo, más un incremento mensual de 10 centavos por kilo durante doce meses. (El Informador, 1982).

El estancamiento de la economía mexicana durante estos años y la política económica que siguieron los presidentes Luis Echeverría y López Portillo, generaron una radicalización de la población que vieron disminuidos sus ingresos. Los elevados precios en alimentos y artículos vitales, la disminución de los apoyos al campo, el desempleo y los bajos salarios, fueron factores que repercutieron en las familias mexicanas e influyeron en la migración hacia EUA y en el crecimiento de las ciudades donde buscaban mejorar la calidad de vida.
El periodo 1977-1982 se da un auge petrolero que beneficia las expectativas de nuestro país, y esto constituye la base del resurgimiento de México a la recuperación económica, con esta confianza adquirida por las exportaciones del petróleo, se agudiza las políticas de expansión fiscal y monetaria (mayor gasto público y mayor creación de dinero), creando un nivel de inflación con tendencias alcistas, produciendo una pérdida de competitividad con el exterior. (GestioPolis, 2004)

La economía mexicana sigue enfrentando viejos problemas que continuarán siendo obstáculos que le impiden un pleno desarrollo para enfrentar con éxito el nuevo siglo. También y a pesar de estos problemas, la economía mexicana sigue mostrando enormes potencialidades, que se reflejan en los ciclos de recuperación de las crisis y en los segmentos de la economía que han podido internacionalizarse.

Referencias
Méndez J,S. (2008). Relaciones Económicas Internacionales y Globalización. Problemas Económicos de México. 376-400
Delgado G,M. (2007). Los Sexenios del Desarrollo Estabilizador(1952-1970). Historia de México. De la Era Revolucionaria al Sexenio del Cambio. 380-389.
Guillén, A. México hacia el Siglo XXI. Crisis y modelo económico alternativo. México, Plaza y Valdés Editores, 2000.
Gurria, J.A. La política de deuda externa. México, Fondo de Cultura Económica, 1993, citado en Lomelí Leonardo y Emilio Zebadúa. La política económica de México en el Congreso de la Unión (1970-1982). México, Fondo de Cultura Económica, 1998.
Guillen, H. Orígenes de la crisis en México. 1940/1982. México, Ediciones Era, 1990.
Listing, N. México: hacia la reconstrucción de una economía, México Fondo de Cultura Económica 1994, citada en Lomelí Leonardo y Emilio Zebadúa. La política económica de México en el Congreso de la Unión (1970-1982). México, Fondo de Cultura Económica, 1998.
(2013, 17 de Abril). La historia económica de México (un resumen bajo la óptica sobre riesgo). Recuperado de:
http://www.gestiopolis.com/canales2/economia/histomex.html
El Informador. Lunes 02 de agosto de 1982, año LXV t. CCLII, núm. 23,185. p. 1

(2013, 22 de Abril). Tercer Informe de Gobierno del Presidente José López Portillo. Recuperado de:
http://www.biblioteca.tv/artman2/publish/1979_76/Tercer_Informe_de_Gobierno_del_presidente_Jos_L_pe_1218.shtml

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Enter your email address to subscribe to this blog and receive notifications of new posts by email.

Únete a otros 296 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: