//
you're reading...
ECONOMÍA, GLOBALIZACIÓN, Uncategorized

Impacto Político-Económico de las Empresas Transnacionales en los Estados

Por César Ceballos Huicab y Luis Trinidad

ImageEn el sistema económico actual el excedente de capitales flotantes debe encontrar otros mercados para evitar su desvalorización masiva y brutal, tal como se produjo en los años 30. La globalización exige esta canalización de producción (Amin, 2009), llevándose a cabo con transacciones internacionales tratándose de productos y de empresas transnacionales en lo referente al capital. La instalación de estas últimas en Estados menos desarrollados ofrece una oportunidad de desarrollo económico y laboral, pero ¿cuál es la relación Estado-Empresa? ¿hay algún sector más beneficiado?.

La libre participación y entrada de productos y capital de forma recíproca entre los países es consecuencia del neoliberalismo. Habiendo disparidad en la entrada de productos con menor precio o mayor calidad que sitúen en desventaja al país receptor, los Estados, y muchas veces agrupaciones de ellos, han optado por imponer medidas proteccionistas que afectan la economía global pero sobre todo a sí mismos, explicado por el llamado Argumento de Eficiencia Nacional (Bhagwati, 2007). El consumidor juega el papel más importante en el establecimiento de precios y el productor local en la creación de productos novedosos y distinguibles, pudiendo formar alianzas que le permitan mayor presencia en el mercado.

El poder de expansión de una empresa está simplemente determinado por su capital; y en el desbordamiento de las grandes compañías nacionales alrededor del mundo sólo han podido ser exitosas aquellas que dominan un sector en particular. Los Estados menos desarrollados apuestan a la inversión de las transnacionales para la creación de empleos y el aumento de la producción nacional. Sin embargo, genera dentro del país la fuga de riqueza y concentración de la producción en pocas manos, dotando a los productores de grandes beneficios:dominar la producción y la economía, que pueden manejar de acuerdo a sus intereses (Hernández, 1999). A pesar de lo anterior, México confía en el establecimiento de transnacionales como medida de combate al desempleo y como medio de crecimiento económico (Calderón, 1995).

La presencia de empresas que dominan un sector específico se le conoce como oligopolios (Enciclopedia de economía, 2006). Son parte de la competencia imperfecta porque surgen cuando una cantidad pequeña de vendedores se dirige a una gran concentración de compradores. Al existir oligopolios disminuye la lucha comercial, ligado a la concentración de la publicidad, impidiendo a los compradores diferenciar opciones. Por su parte los consorcios plantean una concentración de empresas especializadas que se unen para obtener mayores beneficios y protegerse mutuamente sin perder autonomía e independencia; en ambos casos el papel de las grandes empresas se refleja en el acaparamiento del mercado y en fijar nuevas políticas para el desarrollo de las actividades comerciales.

La sumisión del Estado está ejemplificada al estar forzado a aceptar acuerdos al margen de la OMC que sitúan ventajosamente a las transnacionales contra la soberanía estatal. Un caso importante es el del fallido Acuerdo Multilateral sobre Inversiones (AMI, 1998), negociado principalmente por las potencias mundiales, que dotaba de grandes facultades a las transnacionales y menos deberes cuando invirtieran en el extranjero. Por desgracia para los gobiernos, la mayoría de la Inversión Extranjera se conjuga en la compra de empresas locales o la fusión con ellas (Ríos, 2005), siendo imposible competir contra ellas, acaparando así la producción en manos extranjeras. El aborto de las negociaciones del AMI no fue consecuencia de los Estados, sino de las protestas mundiales de la sociedad civil al enterarse de estas negociaciones a puerta cerrada (Drabek, 1998).

En conclusión podemos definir a las empresas transnacionales como los principales agentes de la globalización puesto que son los actores que internacionalizan el comercio y constituyen un flujo de capital que constantemente está en movimiento por todo el mundo. Se trata de empresas con presencia en varios países pero que no tienen la meta de satisfacer las necesidades del Estado anfitrión puesto que su matriz es centralizada y sus ganancias se desplazan hacia ésta. A su vez estas entidades comerciales se han vuelto de vital importancia para los Estados en la generación de empleos que ocasiona la atracción de inversiones, aunque éstas no existan para satisfacer las necesidades de la población anfitriona.

El dominante defiende la filosofía de libre mercado, el subordinado defiende el desgastado discurso de la soberanía, la cual, a fines de la Segunda Guerra Mundial, se enfrentó a un hecho innegable: los Estados pasaron a ser parte de una sociedad internacional, regida por normas propias. El comercio se sometió asimismo a regulación homogénea y a obligaciones externas; mientras que el no cumplimiento de éstas acarrea sanciones importantes de otros Estados que protegen los intereses económicos particularmente -no a ellos mismos-, representados por organismos específicos (Cruz, 2009).

Bibliografía

Amin, S. (2009). Transnacionalización de la economía. En R. Reyes, Diccionario Crítico de Ciencias Sociales. Madrid-México: Plaza y Valdés.

Bhagwati, J. (2007). Protectionism. En D. Henderson, The concise encyclopedia of economics. Monterrey: Liberty Fund.

Calderón, G (1995). Globalización, empresas transnacionales y el banco mundial. Recuperado de http://www.azc.uam.mx/publicaciones/gestion/num8/doc4.htm el 22 de marzo de 2013

Cruz, P. (2009). Soberanía y Transnacionalidad: antagonismos y consecuencias. Jurídicas , 13-36.

Drabek, Z. (Junio de 1998). Acuerdo Multilateral sobre Inversiones: convencer a los escépticos. Recuperado el 21 de Marzo de 2013, de World Trade Organization: http://www.wto.org/english/res_e/reser_e/pera9805.doc

Enciclopedia de economía.(2006). Oligopolio. Recuperado el 22 de Marzo de 2013, de Enciclopedia de economía: http://www.economia48.com/spa/d/oligopolio/oligopolio.htm

Fernández, P. (2008). Globalización, Neoliberalismo y Transnacionalización. Recuperado el 22 de marzo de 2013 de Gestión y Estrategia: http://pabloraulfernandez.blogspot.mx/2008/02/globalizacion-neoliberalismo-y.html .

Hernández, L. (1999). La Transnacionalización de Capitales en la Globalización y las Alternativas Sociales. Convergencia (19), 91-109.

Ríos, V. (2005). Las fusiones y adquisiciones en México en el periodo reciente 1986-2005. Eonomía , 4 (12), 60-92.

Vargas, M. (Febrero de 2013). Algunas reflexiones acerca de la globalización. Globalización.

Acerca de cesarmauricioceballos

Politólogo de carrera y autodidacta en muchas otras materias.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Enter your email address to subscribe to this blog and receive notifications of new posts by email.

Únete a otros 296 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: